IncubadorasyNacedoras.com

INCUBADORAS PARA AVES RAPACES

| 0 Comentarios

 

 Las incubadoras para incubar huevos de aves  rapaces

La cria de rapaces para cetreríaComo en toda cría de aves lo que se pretende con una incubadora de aves rapaces es reproducir de la forma más fiel posible la técnica de incubación que el ave realiza de forma natural, intentando imitar la temperatura, humedad, volteo y ventilación que ella proporciona al huevo.

Existen en este sentido casas que comercializan incubadoras específicas para aves rapaces, aunque, cualquier incubadora del mercado podría incubar huevos de aves rapaces, siempre y cuando se respeten los parámetros precisos para que el pollito llegue a su eclosión.

Las siguientes casas, entre otras, ofertan incubadoras para aves rapaces: F.I.E.M., Incubadoras SIMEN, LYON y Ecoclarclen. Un de las mas utilizadas en el Norte de Europa por expertos criadores es la Incubadoras MATADOR.

Hay incubadoras que ofertan la llamada “incubación por contacto”, se trata de una membrana rellena de aire caliente que puede ser inflada y desinflada para asemejar el movimiento del ave al levantarse del nido y volver a cubrir los huevos. Este método es alabado por muchos criadores como el mejor método para incubar los huevos y criticado por otros muchos que señalan que la membrana impide un eficaz volteo de los huevos y que puede llegar incluso a producir la rotura de estos.

Dejando claro, en primer término, que la incubación de aves rapaces es muy complicada por las distintas características que presenta la misma, en particular la necesaria pérdida de peso del huevo, es necesario, imprescindible, usemos la incubadora que usemos,  conseguir los factores de incubación exactos para el correcto desarrollo del embrión y su posterior nacimiento.

Hay que tener en cuenta que las aves rapaces son muy diferentes, en tipos, tamaños, puesta, etc., por lo que es difícil, imposible, concretar unos parámetros generales para conseguir una incubación exitosa de todas las aves rapaces. Así vemos que el Cernícalo, un ave de poco tamaño pone entre 2 y 7 huevos y su incubación dura entre 28 y 30 días, el Águila Real pone una media de 2 huevos y su incubación dura entre 45 y 47 días, pasando por  el Halcón, con una puesta de entre 3 y 4 huevos y una incubación entre 30 y 32 días y el Búho Real que pone entre 1 y 6 huevos y su incubación dura entre 33 y 35 días. Asimismo, los distintos tamaños de los huevos y la variable dureza de sus cáscaras harán necesario más o menos humedad en su incubación.

Es muy común, debido a la puesta asincrónica de las aves rapaces, que en la naturaleza se dé, lo que se ha dado en llamar “Cainismo”, este fenómeno se produce debido a que el primer huevo se suele poner hasta con cinco y seis días de diferencia que el último huevo de la nidada, entonces, en época de escasez de alimento el primer pollo puede dar muerte al último nacido y por tanto más débil, con la finalidad de eliminar la competencia por la obtención del alimento.

Para evitar este hecho, en la incubación artificial, se introducen todos los huevos a la vez, para ello se recoge huevo a huevo según los vaya poniendo el ave y almacenándolos en un lugar sombrío a una temperatura ambiente entre los 13 y 15º C.

Tenemos, ya, los huevos dispuesto para introducirlos a la incubadora, pero antes de proceder a ello, es necesario pesar los huevos uno a uno y ello es importante por que en la viabilidad de la eclosión del pollito es muy importante la pérdida de peso del huevo que al final del periodo de incubación debe de ser de un 15%, por lo que habrá que ir pesando, cada pocos días, el huevo para comprobar la correcta pérdida de peso y si no ir variando el porcentaje de humedad.

Como decimos es difícil establecer unos parámetros generales de incubación para todas las aves rapaces, pues difieren de unas a otras aves, pero vamos a dar, como ejemplo, las magnitudes exigidas para la incubación de los huevos de Halcón, la temperatura debe situarse entre los 37 y los 37,5 º C, la humedad entre el 39 y el 45 %, el periodo de incubación dura entre los 30-32 días y hay que realizar varios volteos diario de los huevos, hasta los últimos días de incubación.

Es importante que la incubadora este provista de ventilación por aire forzado y que se pueda controlar, por lo que ya se ha indicado, de forma muy eficaz, el porcentaje de humedad.

Conclusión, bajo la humilde opinión de este que escribe, no existen incubadoras específicas para aves rapaces, por mucho que las casas comerciales así las quieran vender. Para incubar aves rapaces es factible cualquier incubadora de aves, siempre  y cuando posean ventilación por aire forzado, un buen control de humedad y se le puedan aplicar los parámetros correctos para que se produzca la eclosión de los huevos de cada ave rapaz en particular.

 

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.