IncubadorasyNacedoras.com

Incubadoras con alto rendimiento en sacar pollos.

| Sin comentarios

Un poco de historia y referencia a las más modernas máquinas de incubación


Pollitos recien salidos de la incubadoraLa cría de gallinas es una actividad que se ha venido desarrollando por el hombre a través de los tiempos. Se cree que los hombre primitivos las cazaban para sus consumo, sin embargo según algunos historiadores, el “hombre” del  neolítico, ya sedentario, utilizaba las gallinas para consumir sus huevos sin cazarlas, estás vivían en el entorno del hombre y el hombre se beneficiaba de sus huevos, una simbiosis perfecta.

El hombre siempre ha visto las aves de corral como una fuente de riqueza y alimentación no tardando en comprobar que la gallina, durante la incubación, al cesar en la puesta del huevo,  dejaba de ser productiva, pero además, este periodo de cloquez no podía ser controlado, por lo que la crianza de los pollitos estaba a expensas de la naturaleza de la gallina lo que impedía un buen control de los nacimientos. En su afán por incrementar la productividad de la gallina se empezó a investiga la forma de recrear artificialmente su cloquez, intentando, a lo largo de la historia, la incubación del huevo de muy distintas formas.

 

Mucho ha evolucionado la técnica de la incubación artificial desde esos primeros intentos hasta nuestros días.

 

Desde los simples aficionados a la avicultura hasta las grandes empresas avícolas, todos usan los mismos principios básicos en la incubación automática basados en unos parámetros específicos de temperatura, humedad, ventilación y un volteo automático de los huevos.

 

Estos parámetros se han logrado con máquinas simples, compuestas por un calefactor, un termostato, un ventilador, un humidificador, un higrómetro, un motor, etc., aparatos que cubren las necesidades del avicultor aficionado o semiprofesional, pero la industria avícola es, sin embargo, más exigente en sus fines, por ello ha invertido en investigación, desarrollo e innovación con la finalidad última de conseguir un mayor porcentaje de eclosiones y un incremento en el número de supervivientes después del nacimiento, es decir, lograr la máxima eficacia en cada incubación, lo que ha dado lugar a la aparición de las mas modernas incubadoras, las incubadoras de alto rendimiento.

 

Se puede pensar que en la actualidad el objetivo está cumplido, pero sin embargo se continúa investigando para perfeccionar los aparatos de incubación, consiguiendo, por ejemplo, que las más modernas máquinas incubadoras, además de garantizar unos controles exigentes de temperatura, humedad, ventilación y volteo,  sean capaces de auto desinfectarse, con lo que el trabajo exigido al avicultor en cuanto a la higiene del aparato queda reducido prácticamente a una mera labor de inspección.

 

Los últimos avances han dado lugar a lo que se ha venido en llamar “Incubadoras modulares”. Son estructuras a las que se pueden ir acoplando módulos de incubación. Estos módulos están compuestos por incubadora y nacedora. Dos son sus grandes ventajas son, por un lado se puede incubar la cantidad de huevos que se precise en un momento dado. Si la demanda de incubación es elevada, simplemente hay que ir añadiendo módulos de incubación a la estructura, pudiéndose incubar dese 250 huevos, hasta 2400 y por otro, el espació que ocupa el sistema modular es bastante inferior al que ocuparía una incubadora al uso.

 

Hoy en día se han perfeccionado tanto las maquinas incubadoras de alto rendimiento que es posible conseguir porcentajes altísimos de nacimientos, impensables hace solo unos pocos años.

 

Pero la industria avícola no sólo persigue unos buenos resultados de incubación, sino que además, intenta reducir drásticamente la muerte prematura del embrión y del pollito ya nacido. Los estudios dirigidos en este sentido se centran en la vacunación temprana, siendo actualmente una realidad la vacunación in ovo, mediante máquinas de inoculación de vacunas, esta vacunación se realiza, a través de los poros del huevo, durante el traslado del mismo a la nacedora, consiguiendo que la supervivencia de las polladas nacidas sea muy elevada.

 

Gracias a esta técnica enfermedades que antes eran el azote de los criadores pasarán a ser parte de la historia de la avicultura, como la Enfermedad de Marek una de las enfermedades que más muertes de pollitos nacidos ha producido. Pero el avance de la ciencia en este sentido sigue evolucionando, vislumbrándose en un futuro no muy lejano vacunas multivalentes in ovo, que protegerán al pollito, antes de su eclosión, contra la mayoría de las enfermedades más comunes.

 

Desde luego todas estas innovaciones no están, por su elevado coste, al alcance del mero aficionado, sino que van destinadas, por el momento, a quienes puedan realizar altas inversiones.

 

Una sala de incubación moderna de alto rendimiento ha de estar dotada con los siguientes aparatos.

 

Una estructura modular de incubación en el que los módulos incluyan conjuntamente incubadora y nacedora de altas prestaciones, que deberán contar con los siguientes componentes:

 

-                  Un calefactor que emite calor de forma constante y con muy bajo consumo.

-                  Un termostato de alta precisión que controla el grado perfecto de calor dentro de la incubadora.

-                  Aireación forzada continúa por ventiladores que hacen que el calor se distribuya uniformemente dentro de la incubadora creando además la ventilación necesaria para la eclosión del huevo.

-                  Sistema de humedad autorregulable con control automático.

-                  Paredes tipo sándwich para un mejor sistema estanco.

-                  Visores para el control ocular de la incubación.

-                  Alta capacidad de huevos.

-                  Adaptable a todas las especies de aves.

 

A todo esto habría que añadir otros aparatos necesarios para la incubación, ovoscopio, sistema de inyección in-ovo para aplicar vacunas, sala de autopsias, etc., que podrán ser objeto de próximos artículos.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.